Mejora tu dolor de espalda con pilates

clinica-fisioterapia-granada

¿Te duele la espalda y no sabes si hacer deporte es lo adecuado?

¿Has escuchado millones de veces lo de “más vale reposar y no forzar la espalda para no aumentar la dolencia”?

Hoy queremos darte algunas pautas para mejorar tu espalda con pilates

Nosotros, en FT TRUJILLO, demasiadas veces en los últimos días hemos oído eso de “yo no hago Pilates porque tengo mal la espalda”: gran error. Como bien indican nuestros expertos, el trabajo con el método Pilates no sólo nos ayudará a fortalecer nuestra espalda, sino también a tomar la postura correcta al realizar los ejercicios.

Con la reeducación funcional nuestro objetivo es trabajar la fuerza, la resistencia, la flexibilidad, el equilibrio y coordinación, el control postural y motor, la estabilidad y la respiración.  Ayudándote a prevenir o paliar determinadas lesiones o dolencias en la espalda.

En nuestra clínica partimos de la base del método Pilates como herramienta para mejorar tu espalda con pilates, una de las premisas más importantes es la alineación corporal y la corrección postural. Se trata de un método que lo basamos, y está basado, en la respiración. Te ponemos un ejemplo: antes de realizar un movimiento que implique la rotación de tu cuerpo en el plano transversal debes realizar una inspiración y elongarte creciendo hacia el techo, de este modo facilitarás la descompresión vertebral a la que está sometida tu columna, realizando la rotación de un modo seguro.

Como bien sabes, en nuestra vida pasamos mucho tiempo sentados frente al ordenador o retorcidos sobre incómodas sillas de oficina; es por esto que la prevención mediante el fortalecimiento de la musculatura de la espalda y de la sección central de tu cuerpo pasa a ser tan importante. El fortalecimiento de tu espalda te ayudará a mejorar tu estabilización y a compensar las posturas incorrectas fruto de desequilibrios musculares. Si no, tu cuerpo tenderá a echarse hacia delante, tomando una postura que favorece la hipercifosis (la famosa joroba o chepa). Esto nos da idea de la importancia que tienen los músculos de la espalda en nuestra postura, y su reflejo en nuestra vida cotidiana.

Un consejo que te damos es que al comenzar una actividad física con el método Pilates u otra actividad, debes informar a tu fisoterapeuta especializado en reeducación funcional sobre tus dolencias y/o patologías para asegurar un entrenamiento eficaz y seguro, lo más enfocado posible para la prevención y/o cura de tu dolor. Nunca dudes ponerte en manos de los mejores especialistas, los cuales son los que verdaderamente apostarán por su mayor salud y rendimiento.

¿Te ha gustado? Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *